viernes, 28 de octubre de 2011

Quisiera que me recuerden ( Joaquín Areta) Poema recitado por Néstor Kirchner (Video

“Quisiera que me recuerden”
(de Joaquín Areta)

A la dulce memoria de mi hermano Sergio...

Quisiera que me recuerden sin llorar
ni lamentarme.
Quisiera que me recuerden por haber hecho caminos
por haber marcado un rumbo
porque emocioné su alma
porque se sintieron queridos, protegidos y ayudados
porque interpreté sus ansias
porque canalicé su amor.
Quisiera que me recuerden junto a la risa de los felices
la seguridad de los justos
el sufrimiento de los humildes.
Quisiera que me recuerden con piedad por mis errores

con comprensión por mis debilidades
con cariño por mis virtudes.
Si no es así, prefiero el olvido, que será el más duro castigo
por no cumplir mi deber de hombre."



 
I would like that to remind me
(Joaquín Areta)


"I would like that to remind me without mourn
neither lament.
I would like to be remembered for to have made roads,
for I have marked a route
because I have excited them in their souls
because they felt loved, protected and assisted
for I have interpreted their desires
for I have channeled their love.
I would like to be remembered along with the laughter of happy
security of the righteous
the suffering of the poor.
That they remember me with pity for my mistakes
with understanding my weaknesses
with affection by my virtues.
Otherwise, I prefer the forgetfulness, that will be the toughest punishment
not fulfill my duty as a man. "

***
Quién fué Joaquín Areta
Joaquín Areta nació en 1955 en Monte Caseros, Corrientes. Se traslada a La Plata a los 13 años e inicia sus estudios secundarios en el Colegio Nacional. Areta, que era correntino y estudiante de medicina, fue desaparecido en la Esma en 1978, cuando tenía 22 años y un hijo de pocos meses, llamado Jorge Ignacio. Su compañera de entonces, Adela Segarra, es hoy diputada provincial bonaerense por el Frente para la Victoria. Antes fue senadora. Areta no publicó libro alguno en su corta vida, repleta de sueños truncos, pero guardaba una pequeña obra, escrita en el fragor de la vida de militante, en una libreta roja. Adela guardó para el futuro aquella libreta “Apuntes” marca Norte número 402.40, industria argentina, hoy llena de hojas amarillentas, algunas de las cuales estaban sueltas, sin saber que un día algunas de sus palabras emocionarían a millones de personas.

La conservación de aquella libreta roja, que durante muchos años fue un tesoro familiar, según cuenta el hijo emocionado que hoy es el treintañero Jorge Ignacio Areta, permitió una recuperación de sus textos principales, que generó que este año apareciera el libro Siempre tu palabra cerca, un poemario de Joaquín primorosamente editado por Libros de la Talita Dorada, para una colección llamada Los detectives salvajes. La colección fue generada en La Plata con la idea de publicar obras inéditas de poesía perdidas, escondidas o silenciadas por efectos de la era del Terrorismo de Estado junto a otras de poetas actuales “los que van y vienen con ese ayer, los perdidos, literales, huérfanos, menores, decadentes y malparidos por el neoliberalismo poético”.

Joaquín era un chico brillante, nacido en Monte Caseros, Corrientes, en agosto de 1955, pero radicado en La Plata a los 13 años. Hizo el secundario en el Colegio Nacional Rafael Hernández y llegó a ser parte de la conducción de la Unión de Estudiantes Secundarios. A Juan, un amigo de la infancia, le confesó en un tórrido verano en su pueblo, que quería estudiar una carrera corta para ponerse lo más pronto posible al servicio del país. “Quiero a mi patria/ como a mi propia vida”, escribiría un poco más adelante en aquella libreta roja, destinada a ser también su testamento. En 1973, ingresó a una carrera larga que jamás terminaría, Medicina, y un año después conoció a Adela, la compañera que le dio su único hijo. En 1976, un hermano suyo, Iñaki, que había sido una de sus referencias políticas, murió en combate. Por Iñaki –así se llama también hoy el nieto que no conoció– escribió: “Te fuiste para dejarnos/un hueco y un compromiso”. A él mismo lo apresó un grupo de tareas, a fines de junio de 1978, apenas terminado el mundial de fútbol, en una cita cantada en Capital Federal.


La obra Palabra Viva es una recopilación de textos de escritoras y escritores desaparecidos durante la dictadura militar.
Contiene textos de 71 de esos autores y de 32 solo se publican datos biográficos porque ha sido imposible hasta el momento encontrar sus textos.
La Sociedad de Escritores y Escritoras de la Argentina -SEA- realizó un trabajo de tres años para recopilar los textos y las biografías de las escritoras .
La CONABIP apoyó la sitematización realizada por la SEA y colaboró con la edición.

2 comentarios:

  1. Es muy profundo el mensaje...Es bueno que repasemos nuestra vida, porque nuestras acciones gritan tan fuerte que no nos dejan escuchar el mensaje

    Sonia Alcocer Mayorga

    ResponderEliminar
  2. Gracias,baste aclarar que este poema fué elegido por el ex y fallecido presidente argentino Néstor Kirchner,para la apertura de la Feria del Libro Buenos Aires 2005 y se ha transformado en un texto muy emotivo,ligado para siempre a la figura de Kirchner y su muerte,hace apenas 1 año atrás, y que Joaquín Areta, fué un secuestrado a los 22 años y nunca apareció.Este poema, estaba en una libreta de apuntes que su mujer,guardó.
    Abrazos desde Buenos Aires,adelante y éxito, con tus blogs.
    Mónica

    ResponderEliminar

Hi!